jueves, 7 de febrero de 2013

Campos de Invierno 2013






2 comentarios:

Anónimo dijo...

A estirar las patas y a cagar fuera de los goros , porque conejos no hay, pero por lo menos sale uno a sentarse en un morro y a hablar un rato de lo que nos gusta, mi aficion es esta no voy a los bares y creo que no melesto a nadie ejerciendo este deporte. Mucho sacrificio tengo que hacer para sacar la licencia y mantener al equipo todo el año. Espero que al menos me dejen disfrutar un ratito de ello, y olvidarme de los problemas diarios como son la falta de empleo y la economia.

Anónimo dijo...

Vergüenza y más que vergüenza nos tendría que dar, acudiendo a estos supuestos campos de entrenamiento.

Si realmente fuecemos cazadores y conservadores tanto de la fauna cinegética como del hábitat en la que esta se establece, no maltrataríamos esos parajes donde la pobre perdiz o el pobre conejo no puede posarse un día tranquilo puesto que al siguiente día comienzan de nuevo las persecuciones.

Luego nos quejamos de que los campos de adiestramiento no tienen caza, señores si la caza en los campos de adiestramiento es escasa o practicamente nula, porque volvemos año tras año a poner las patas de los perros sobre ese terreno, no lo entiendo.

En vez de estar destrozando nidos de perdiz o madrigueras de gazapos, deberíamos levantarnos y volver de nuevo a vivir la caza como nuestros antepasados, aquellos que sacaban al campo un cachorro pa que diera con un conejo y se fuese, y a entrenar en verano, en junio, cuando ya la caza este bien criadita.

Soy cazador, pero me coincidero mas criador de perros que propiamente cazador. Año tras año me lleno de rabia como supuestos cazadores acuden a estos terrenos a que sus cachorros levanten una coneja hechada o una perdiz con huevos. O más drástico maten X gazapos e Y perdigones.

La mentalidad del cazador...